«Yo no he sido»

0 400

Por Mª Luz Domínguez

Desde hace ya mucho tiempo vivo con la sensación constante de que nadie nunca hace nada malo. «Yo no he sido». Siempre son los demás, siempre son «los otros o las otras, o él o ella», da igual el grado del nivel y la complejidad del asunto.

Mi definición de todos estos «otros» se basa en describirlos como aquella/s persona o grupo que tiene la culpa de algo. Él/ los otro/s o ella/ las otras, en todas sus acepciones. Si bien es cierto que hay situaciones donde se reconocen errores o desconocimiento son en cifras mínimas.

Desde pequeños cuando hacemos algo mal «casi siempre» le echamos la culpa de ello a “el otro” léase en masculino o femenino. Hablando de la infancia añado el “casi” porque la inocencia sí que les permite asumir los propios errores con mayor facilidad. En la edad adulta el “casi siempre” va desapareciendo poco a poco como que se difumina. La culpa de algo la tiene ese o aquel. Y así rodeados de “otros” vivimos. Especialmente se ve claramente en la clase política, tan expuesta mediáticamente. La culpa de que no se hizo esto o aquello la tienen los que estuvieron o los de al lado que no le dejan. Y si algo es bueno la premisa es no reconocerlo o hacerlo de manera que se note lo más mínimo. Y en esto los partidos son igualitarios, todos tienden a descargar culpas. Ejemplos hay unos cuantos.

Estamos perdiendo entonces el entonar el famoso “mea culpa” esa locución latina que expresa el reconocer la culpa o el error. Solo se usa ya en situaciones ineludibles e indefendibles y extremas, vamos cuando no queda más remedio. Quizá por ello asumir el error tiene un tono tan catastrofista. 

Cada día admiro más a quien es humilde, quien dice las cosas como siente y cómo piensa, sin adornos. Y éstos tienen sus luces y sus sombras porque la perfección no existe. Y yo, que también estoy afectada por el síndrome de “yo no he sido” intento aprender de esas personas que cada día asumen su error o su desconocimiento y pueden presumir de ir con verdad. Esa la “verdad” tan necesaria y carente en estos días que corren.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para conocer tu experiencia.. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacidad y Política de Cookies
× ¡Escríbenos por Whatsapp!