Diario de pasión entrevista al artista horcajeño Ángel Mariscal

0 201

Fuente: Diario de Pasión

Diario de Pasión entrevista al artista conquense Ángel Mariscal Llanos.

Cuenca. Ciudad de contrastes y vanguardia. Metrópoli que a lo largo del tiempo, ha sabido conservar su esencia intacta.

Siempre fiel a sus tradiciones y como no, a su Semana Santa.

Suena «Bautizando a Jesús» de Fernando Ugeda, mientras escribo estas líneas. Esta pequeña presentación, que dará paso a nuestro invitado.

Natural de Horcajo de Santiago, Ángel Mariscal nace el 12 de abril de 1997 en la capital conquense. Este joven artista, lleva dentro de sí, la vocación desde bien pequeño.

Graduado en Bellas Artes por la Universidad de Castilla-La Mancha y nazareno (como los conquenses se hacen llamar), nos recibe en su domicilio, donde se respira el olor a incienso, a marchas cofrades, a Vítor y sobretodo, al arte que plasma en cada pincelada y en cada modelado.

  • ¿Cómo surgió en ti la vocación de querer ser artista?

Más que artista, yo siempre me he considerado creativo, puesto que abarco un montón de actividades artísticas: pintura, restauración, escultura y dibujo.

Artista te lo tiene que decir al final el público o el que te encargue la obra. Creo que es una consideración que va más allá de tu trabajo.

  • Antes de comenzar un trabajo, ¿te encomiendas a alguna imagen de devoción?

Como buen horcajeño y conquense: primero, a mi Virgen de las Angustias de aquí de Cuenca, que siempre me ha acompañado en toda la andadura y por supuesto, a la Inmaculada de Horcajo.

  • ¿Cómo ha evolucionado tu estilo, desde que realizaras tu primer encargo para una Hermandad hasta hoy?

Ha evolucionado, quizás no tanto como podamos pensar. Ha sido todo muy rápido, como un lanzamiento. La evolución ha sido más bien ligera.

  • ¿Has tenido algún referente que haya sido tu inspiración, hasta llegar a dónde estás ahora?

Como estudiante de Bellas Artes, referentesy referencias muchísimas. Es el ojo el que se va quedando con lo que le gusta. Yo diría, que hasta el artista menos pensado o el que menos trabaje el arte religioso, también me ha influido.

  • ¿Cómo definirías tu estilo pictórico?

Cuando alguien me encarga algo, yo siempre tengo una frase: diferente. Siempre me ha gustado hacer cosas distintas. No me ha gustado el óleo o el acrílico tradicional, sino que me ha gustado centrarme en el retrato (en la mirada de la figura o en el fondo) o llegar mas allá de lo que es la pintura. Me gusta decir que en mi estilo busco esa diferencia, esa vuelta de tuerca.

  • Cuando recibes un encargo por parte de una Hermandad, ¿cómo es el proceso de creación de la obra?

Cuando recibo el encargo, (sea de una Hermandad o de un particular), al final tienes que adaptarte a lo que te están pidiendo. Igual que hay gente o Hermandades que te dan mucho tiempo, hay gente que te da muy poco ó Hermandades que quieren una representación de otro tipo. Al final, cada obra es un mundo.

  • Tus trabajos pictóricos se congregan en su mayoría en la provincia de Cuenca. Si te pidiera que eligieras de entre todos: la obra que mayor tiempo llevó de realización, la más especial que hayas hecho hasta ahora y la que te gustaría realizar por propia necesidad, ¿cuáles serían?

En la provincia de Cuenca tengo muchísimas obras, tanto en la provincia como en la capital, pero también fuera de la región.

La que más tiempo, ha sido una que entregué hace poco: el Santo Niño de Valverde de Júcar.

La más especial, fue un regalo que me encargó una Asociación de mi pueblo, para mi abuela.

Y por necesidad, me gustaría hacer algo para la ermita del patrón de mi pueblo: San Sebastián.

  • Sin duda, hay un momento del que nunca se habla, el vacío que se produce en el taller cuando una obra lo abandona. ¿Qué sentimientos surgen en ese momento?

Como tú dices, al final es un vacío. Te acostumbras a ver una obra (sea una pieza grande o pequeña) en el taller y convive contigo durante días o meses. Al final es algo que no está. Personalmente pienso que, si se ha ido, es por algo bueno.

  • ¿Te gustaría que tus obras llegaran al resto de provincias castellano-manchegas, e incluso fueras de ella, como puede ser Madrid y alrededores?

Por supuesto, y decir que no sería una tontería. Como he dicho antes, tanto en la capital conquense como en la provincia, tengo bastantes obras repartidas.

Fuera de ellas, tengo ya algunas cosas (Sevilla, Málaga, Valencia, Madrid). Todo lo que se pueda abarcar y hacer para diversas Hermandades o particulares, además de conocer otra gente y otras formas de hacer o vivir la Semana Santa, así como cada uno sus fiestas, es lo realmente atractivo.

  • Además de pintor, también desarrollas otras facetas artísticas. ¿Qué nos podrías decir sobre ellas?

Yo tengo una mención en Bellas Artes por pintura y me considero pintor. Sí que es verdad que la demanda, hace que toques otras cosas. He hecho algunas intervenciones sobre algunas piezas, (bien de escultura o pintura), que al final ves muy agradecidas.

Ahora, estoy empezando también a tocar el moldeado de la escultura. Al final, el saber no ocupa lugar en el mundo artístico, creo que nos debemos adaptar y ofrecer esa oferta dentro de tu taller.

  • Compartes una gran pasión por la Semana Santa. ¿Eres miembro de alguna Hermandad?

De la capital, soy de la Hermandad del Bautismo, que sale el Martes Santo y de la Congregación de la Virgen de las Angustias de la Ermita (como aquí la conocemos), que es la patrona de la Diócesis.

De mi pueblo, soy de la Hermandad de la Virgen de la Soledad, de la cual soy bancero y vestidor de la Virgen.

  • La Semana Santa de Cuenca goza de un gran patrimonio material y cultural, que le valió la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional en 1980. Una ciudad que ha sabido apostar por sus tradiciones sin perder su esencia. Bajo tu punto de vista Ángel, ¿qué crees que la hace diferente a las demás? ¿Crees que debe mejorar algo?

Yo siempre defiendo la homogeneidad de las procesiones. Al final, todo el desfile goza de la misma forma: los nazarenos con tulipa, la salida de las imágenes con andas y horquillas (sonido característico de nuestra Semana Santa), la interpretación de nuestras propias marchas… Esto, la hace única y conquense.

Mejorar, siempre. Pero la de Cuenca y la de cualquier parte. Seríamos ingenuos aceptando que no tiene que mejorar. Mejoras siempre hay.

  • En referencia a la pregunta anterior. La cartelería de la Semana Santa conquense siempre ha destacado por su versatilidad, a la hora de reflejar la Pasión. Tradición y vanguardia que, unidas por un mismo patrón, en ocasiones han sido objeto de «crítica». ¿Cuál considerarías bajo tu punto de vista, que sería un buen cartel? En el caso de que te nombraran cartelista, ¿qué imagen, Hermandad o momento de la misma plasmarías en él?

Como dices, la vanguardia que ha sabido siempre tener Cuenca, esta unión con el arte abstracto, es lo que ha sabido hacerla diferente, tanto a la ciudad como a la Semana Santa y su cartelería.

Fuera de Cuenca, entiendo que alomejor no se ponga en valor. En los años 60, Cuenca fue la cuna del arte abstracto español y hoy en día sigue teniendo una vinculación especial.

Entiendo que haya cartelería que haya sido objeto de crítica, pero Cuenca ha tenido muy buenos carteles de Zóbel, Torner ó Cruz Novillo, que es uno de los grandes diseñadores del siglo XX. Para mí, eso es lo que vale, la calidad artística del mismo.

Cartel Semana Santa de Cuenca 1998. Realizado por Gustavo Torner.

Si yo tuviese que realizar el cartel de la Semana Santa de Cuenca, que ojalá un día llegue, tengo más o menos claro lo que haría. Sí que me gustaría reflejar alguna de las imágenes de la Semana Santa, pero me gustaría hacer un conjunto nuevo.

  • Ahondando en tus raíces, aunque resides en la capital conquense, procedes de Horcajo de Santiago: tierra del Vítor. Quiero que por un instante, nos detengamos en el día 7 de diciembre. ¿Cómo resumirías los sentimientos que se viven tanto en esa tarde, como la del día 8, festividad de vuestra patrona? ¿Qué ha supuesto para ti, volver a vivir ese momento, tras dos años suspendido por la pandemia?

Al final es difícil hablar de sentimientos. Para mí, el día 7 y 8 de diciembre es hablar de familia, amigos, tradición, reencontrarte con gente que solo ves esos días… Para mí eso es lo importante del Vítor, ese calor de los horcajeños  y todos los sentimientos que puede acarrear.

¿La verdad? Es tal la emoción, que para mí ha sido como si fuese un año más. Me he emocionado y lo he vivido como un año más, dando gracias a la patrona porque estábamos allí, cantándole la Salve y con la ilusión que requería, eso sí, este año.

  • ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

Actualmente, estoy realizando unos lienzos para varias parroquias de aquí de la provincia y comenzando también una serie que, si Dios quiere, verá la luz en mayo, en una exposición en el Museo de la Semana Santa de la ciudad.

  • Para todo aquel lector o Hermandades que estén leyendo ahora mismo la entrevista, y quieran ponerse en contacto contigo. ¿A través de qué medios pueden hacerlo?

Como siempre, por así decirlo en nuestros días, redes sociales (@a_rt_mariscal). Casi todo lo que he realizado, ha sido a través de ellas.

  • Un deseo.

Personalmente, seguir creando. Si sigo es porque hay demanda, y ella va unida a que a la gente, le guste tu trabajo. Creo que como todo creativo, lo importante es crear, darte al público que te demanda y apostar por el arte.

  • Y ya para finalizar, agradecerte una vez más tu amabilidad y cercanía para con este medio y que nos hayas concedido esta entrevista. Desearte también una fructífera carrera artística y decirte que las puertas de Diario de Pasión estarán abiertas para lo que necesites.

Gracias a vosotros. Aquí está tanto mi trabajo, como mi casa, mi estudio y mi ciudad abiertas para el Diario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + cinco =

Este sitio web usa cookies para conocer tu experiencia.. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacidad y Política de Cookies
× ¡Escríbenos por Whatsapp!