Comienzan los trabajos de asfaltado en el carril peatonal que unirá Tarancón con la ermita de la Virgen de Riánsares

0 192

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 28 segundos

La Diputación de Cuenca y el Ayuntamiento de Tarancón están acometiendo el arreglo del carril que une la ermita de la Virgen de Riánsares con el municipio que cuenta con un presupuesto total de 957.437,68 euros, de los que la institución provincial aporta 735.000 euros. Una obra que ya está encarando su fase final y, precisamente hoy, han comenzado con los trabajos de asfaltado de la vía.

El presidente, Álvaro Martínez Chana, ha estado esta mañana en Tarancón y ha participado junto con el alcalde, José Manuel López Carrizo; la delegada de Igualdad, Lourdes Luna, y los representantes de AFAMIT y organizadores del primer Torneo de Pádel Adaptado que se celebra este próximo fin de semana en la localidad donde van a contar con una exhibición donde participarán los cuatro mejores palistas del mundo en pádel adaptado, así como en una competición para los chicos y chicas de la localidad.

Posteriormente a esta presentación, Martínez Chana se ha trasladado a las obras del carril de la ermita que era una reivindicación histórica de los vecinos y vecinas del municipio y que, aunque no está terminado, ya están haciendo uso de él para trasladarse a los actos religiosos en honor a la patrona de la localidad.

Además, desde la Diputación de Cuenca también se está trabajando en un ambicioso proyecto para el municipio de Tarancón y para toda la provincia como es la organización de una Feria Agroalimentaria que sirva para potenciar al sector y que se organizará en torno al mes de noviembre.

Carril peatonal Ermita de Riánsares – Tarancón:

La obra consiste en la ejecución de una senda paralela a la antigua carretera CM-9225, desde el casco urbano de Tarancón hasta un punto que se encuentra a la altura de la intersección de la N-400 con el acceso a la ermita de la Virgen de Riánsares. El carril irá paralelo a la CM-9225, pasando por debajo del viaducto de la Autovía A-40, para finalizar a la altura del cruce de la N-400 con el acceso a la ermita.

El objetivo de estas actuaciones es mejorar la seguridad vial de los peatones que transitan por la citada carretera y posteriormente cruzan la N-400 para acceder a la ermita. El carril peatonal dispondrá de una anchura de 3m, pavimentado con doble tratamiento superficial asfáltico, separado de la carretera por una jardinera de 0,75 metros de anchura.

La carretera mantendrá su anchura de 6 metros y se realizará una rehabilitación de firme de la misma, mediante la reparación de baches, blandones, mordientes y deformaciones, para finalmente, ejecutar un refuerzo mediante el extendido de una capa de mezcla bituminosa en caliente de 5cm de espesor.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 5 =

Este sitio web usa cookies para conocer tu experiencia.. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacidad y Política de Cookies
× ¡Escríbenos por Whatsapp!