Lo efímero y lo permanente

0 287

Artículo de opinión

Retomamos esta sección de opinión con el nombre de «Mirando desde la Peñuela» con el inicio de la nueva temporada en La Voz de Torrubia. Este es un rincón de expresión libre donde, como en todo lo escrito, se puede estar más o menos de acuerdo con el autor o autora, en este caso. Para este primer post la reflexión va un poco de lo efímero y lo permanente. Lo que dura unos minutos y lo que pasa de generación en generación.

Se dice que el cerebro humano tiene la tendencia de dispersarse. Que tenemos esa capacidad, la de la dispersión, no hay duda. Pero que a veces la dispersión nos viene dada por algo que sucede a nuestro alrededor, está también comprobado.

En estas pasadas fiestas volvimos a ver repleta la Iglesia de Ntra. Sra. Del Valle para honrar a nuestra patrona. Desde el 29 hasta ese día 8 en la que no hubo banco libre. En este último día todos volvimos a ver brillar a la Virgen bajo su estupendo arco de flores.  En esa Misa Mayor del 8 de septiembre la protagonista fue ella. Hay momentos y ocasiones en que ese foco no se debe desviar con menesteres de los que hay 360 días para tratar. Aquellos y aquellas que acudieron a la Misa sabrán por donde voy y es que el final de la Eucaristía no fue el del todo esperado, pues se aludió a cuestiones terrenales y vecinales que nada tenían que ver con el motivo de la reunión.

La reunión era religiosa en torno a una Virgen, la de Valle, que promueve gran devoción. No debemos olvidar que la devoción es un movimiento interno que engloba sentimientos y voluntades y el día 8 quien acude se centra en esa voluntad y ese sentimiento hacia la patrona.  Para lo demás, sean calles u obras, travesías o cualquier otro asunto, aunque sea totalmente razonable y licito, hay otros foros y seguro que interesantes debates.

No seré yo de las que piensan que todo es blanco o negro. Siempre hay grises, pero sobre todo hay momentos para expresar lo que se opina. Elegir los adecuados y evitar la polarización que solo provoca divergencia y confrontación es mucho mejor para todos. Destacar este pequeño hecho que sucedió no le da más importancia. Los minutos que duró ese momento son los mismos que los invertidos esta opinión. Lo efímero dura poco, lo importante, la devoción a la Virgen, es permanente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para conocer tu experiencia.. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacidad y Política de Cookies
× ¡Escríbenos por Whatsapp!